En la Gracia, el diablo no tienen poder