Mayordomo de un cuerpo sano…